viernes, 12 de junio de 2020

Pluma al ron


La pluma de cerdo es menos conocida que el secreto o la presa, y creo que injustamente ya que es una carne  muy equilibrada, en cuanto a la parte magra y las vetas de grasa,  y deliciosa.

Cuando pensamos en recetas de secreto o en pluma de cerdo siempre acuden a nosotros las imágenes de la parrilla, plancha... y sin embargo son carnes que se prestan a muchas otras elaboraciones. 

Os dejo una foto que ilustra la ubicación de la pieza en el cerdo y algunos otros cortes.


Cómo vais a leer a continuación,  la receta  de hoy lleva poquitos ingredientes,  poco tiempo para su realización y el resultado es espectacular! Y no lo digo yo, lo dijeron todos los que sentados a la mesa pudieron disfrutar.

Ingredientes:

  • 2 plumas de cerdo, éstas de Embitudos Lalinense.  Vienen limpias de grasa y listas para cocinar. 
  • 4 dientes de ajo grandes
  • Romero, sal y mezclas de pimientas recién molidas
  • Aceite de oliva virgen extra 
  • 1 vaso ( pequeño) de ron 
  • 2 vasos de caldo (de verduras o de jamón, el que usé era de  verduras) 
  • 2 puñados de almendras enteras 
  • Patatas de guarnición 


Preparación:

  1. En una a olla amplia y baja ponemos el aceite suficiente para cubrir la base, y añadimos los ajos chafado con la piel.
  2. Sazonamos y a los dos minutos más o menos, cuando empiecen a soltar ese delicioso aroma de ajo frito, añadimos las dos piezas de pluma, previamente las he secado bien. Subimos el fuego, salpimentamos y doramos bien por ambos lados.
  3. Añadimos el ron,   dejamos que se evapore, y ponemos las patatas (con piel  lavadas y secas ) y las almendras. Rehogamos un minuto. 
  4. Añadimos el romero, el caldo y bajamos el fuego  
  5. Unos 15 minutos y estará listo. Pinchamos las patatas para ver si están, rectificamos sal, apagamos y dejamos reposar un poco.


Si la salsa nos queda líquida podemos hacer dos cosas:
  1. Pasar por la batidora un poco de la salsa con unas almendras, pasar el resultado por el chino y añadir a la olla.
  2. O diluir una cucharadita de maicena en un poco del caldo que usamos, frío,  y espesar con esto la salsa. 


Servimos y disfrutamos.


Bo proveito! ¡ Buen provecho!

lunes, 8 de junio de 2020

Mejillones en velouté de albariño



Qué ricos son los mejillones tienen un alto  contenido en proteínas, son bajos en grasas y económicos. Nos permiten hacer muchas recetas llenas de sabor y muy diferentes.

La que os propongo hoy es tan sencilla como rica, usando dos productos que combinan maravillosamente: el marisco y el vino albariño. Se complementan y se realzan mutuamente el sabor. 

He utilizado Mexillon de Galicia D.O.P,  marca que nos garantiza que el mejillón es producido, transformado y elaborado en Galicia. 

Ingredientes:

  • 1 kilo de mejillones 
  • Sal y una hoja de laurel 


Para la salsa de albariño:
  • El líquido resultante de hacer los mejillones al vapor, bien colado.
  • 50 ml de vino albariño 
  • Aceite de oliva suave
  • 1/2 cebolla 
  • 1 cucharada de maicena
  • Cebollino picado
  • Sal

Preparación:
Lavamos bien los mejillones raspándolos con un cuchillo, y los colocamos en una olla con unos 50 ml de agua, sal y el laurel.  Tapamos y llevamos a ebullición, tardarán unos 7 minutos en estar listos. 

Mientras tanto empezamos a preparar la salsa. En una sartén ponemos un poco de aceite de oliva suave, añadimos la cebolla picada en daditos pequeñitos con una pizca de sal. Cuando esté transparente añadimos el vino albariño y dejamos reducir a fuego vivo.

Tan pronto los mejillones se abran, los pasamos a un plato. Reservamos tapados y colamos el líquido de la cocción.

Diluímos la maicena en un poco de agua fría. 

Añadimos el líquido resultante de la cocción de los mejillones al sofrito de cebolla y albariño y la maicena diluida.

Bajamos el fuego hasta que la salsa espese, removiendo para que no se nos pegue. Probamos y rectificamos de sal si hiciese falta. 

Colocamos los mejillones en una fuente, con una sola concha, y vertemos la salsa por encima.  Espolvoreamos con cebollino picado.

Bo proveito! ¡ Buen provecho!

viernes, 5 de junio de 2020

Salpicón de merluza y gambas




El salpicón es una de  las preparaciones que más me gustan,  de pescado,  de marisco, de  verduras...

Es una receta sencilla, y siempre se puede adaptar a los gustos de los comensales. 

En casa la merluza nos encanta,  y en este caso el salpicón lo hice con unos toros y una cola de  merluza que tenía congelados. Podemos usar palitos de cangrejo vez de gambas, o ambas cosas.

Ingredientes para el salpicón:

400 gramos de merluza
200 gramos de gambas ( congeladas) 
4 palitos de cangrejo 
4 huevos
1/2 cebolleta 

Para la vinagreta:

150 ml de aceite de oliva virgen extra 
50 ml de  vinagre (muy importante que sea de la mejor calidad) 
Sal
Perejil fresco picado 

Preparación:

Cocemos la merluza en agua con sal 5 minutos, dependiendo del grosor de los toros. En otra olla los huevos durante 8 minutos. Y en un cazo aparte las gambas.

Una vez todo cocido y escurrido  lo dejamos enfriar. 

Mientras, picamos en  brunois (en daditos muy pequeños) la cebolleta. Lo que suelo hacer con la cebolleta o cebolla ya picada es dejarla en agua con vinagre unos minutos y luego colarla y dejarla escurrir,  así su sabor es más suave.

Para la vinagreta, mezclamos en un cuenco el aceite, vinagre y sal, y lo  batimos hasta que emulsione.

En una fuente amplia mezclamos el pescado en trozos, bien limpio de espinas y piel, las gambas picadas, los huevos picados, los palitos también picados y la cebolleta.  Añadimos la vinagreta y  mezclamos de  nuevo. 

Lo ideal sería dejarlo unas horas de reposo en la nevera o de un día para otro, así todos los ingredientes tendrán más sabor.

Emplatamos y decoramos  como más nos guste y espolvoreamos con el perejil. 

 Bo proveito! ¡ Buen provecho!



miércoles, 27 de mayo de 2020

Albóndigas con jamón curado en salsa de coliflor y queso



La receta de hoy tiene una salsa tan rápida y rica que no os lo vais a creer! En casa nos dividimos entre los que nos gusta la coliflor y los que no la soportan, y éstos últimos dijeron que estaba buenísima pero, eso sí, no supieron hasta que lean hoy la receta de qué estaba hecha! Pequeños trucos que solucionan una comida.

Por otro lado, la albóndigas vinieron directas a mi casa desde Embutidos Lalinense,  y el único problema que tienen es que después de probarlas ya no querrás otras! Tienen trocitos de jamón curado ... son deliciosas.

Ingredientes para las albóndigas en salsa de coliflor y queso (4-5 personas):

  • 750 gramos de albóndigas con jamón curado (sobre 26 unidades) 
  • 3 ramilletes de coliflor ( aquí ajustais las cantidades según gustos)
  • 500 ml de leche entera
  • 200 gramos de queso rayado (el que más os guste, pero yo os recomiendo uno de sabor suave)
  • Aceite de oliva virgen extra 
  • Pimienta negra recién molida
  • 1/2  cucharadita de nuez moscada molida 


Preparación:

En una sartén amplia ponemos un poco de AVOE para dorar las albóndigas, unos 5 minutos nada más.  Retiramos el aceite y reservamos las albóndigas en la sartén.

Cocemos en agua hirviendo los ramilletes de coliflor hasta que estén en su punto. Colamos y cortamos en trozos.

Colocamos la coliflor en un bol amplio y añadimos el queso rayado, la leche, la pimienta molida y la nuez moscada. Pasamos todo por la batidora hasta que esté lo más fino posible. 

Vertemos esta salsa sobre las albóndigas y dejamos que se cocinen juntas a fuego lento hasta que la salsa espese. Tened cuidado porque enseguida se agarra al fondo y se quema, pensad que lleva bastante queso. 

Por otro lado, os habréis dado cuenta que no le puse sal a nada, porque las albóndigas tienen jamón y la salsa lleva bastante queso. Es mejor esperar hasta el final para rectificar si fuera necesario. 



Bo proveito! ¡Buen provecho! 

Imprime la receta