viernes, 19 de diciembre de 2014

Desayuna Galicia desde...O Milladoiro



El segundo desayuno para DesayunaGalicia viene desde el Milladoiro (Ames).

Se treta de un local de nueva apertura con un nombre evocador Candem, está situado en la calle Anxeriz..

Lo primero que te llama la atencion del local es la terraza que tienen en la entrada, muy amplia y bien decorada.




Una vez dentro tiene una zona de barra y mesas altas que da paso a una estancia con meaas de diferentes tamaños y materiales, muy acogedora y decorada con todo tipo de detalles que la hacen ideal para un rato de lectura o una charla animada con amigos.










Para desayunar pedí un café pequeño y unas tostadas con aceite, pero también puedes acompañar las tostadas con mantequilla y variadas mermeladas. Si lo prefieres hay bollería del día como caracolas, napolitanas...

Antes de traer las tostadas me pusieron para acompañar el café un vasito de zumo de naranja, una magdalena y un trocito de croissant.


Tienen wifi y disponen de leche de soja. La atención es estupenda, y disponen de prensa del día, revistas y algún libro de lectura.

El precio del café y las tostadas fue de 2.20€

Podéis ver todos los desayunos de Desayuna Galicia en el blog!!

lunes, 15 de diciembre de 2014

Galletas navideñas: Rudolph, el reno de Papá Noel ha llegado!!!




Ya se acercan las vacaciones de Navidad, y en casa es tradición hacer galletas navideñas y decorarlas con glasa. Este año he empezado con los renos de Papá Noel, y como el que más nos gusta en casa es Rudolph, pues aquí lo tenéis recién llegado del  Polo Norte.

Ingredientes para la masa de galletas:

  • 250 g de azúcar
  • 250 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 500 g de harina
  • 1 huevo a temperatura ambiente
  • 1 cucharada de leche si fuese necesario


Preparación de las galletas:

Batimos bien la mantequilla y el azúcar. Es muy importante que la mantequilla esté blanda, para ello lo mejor es dejarla fuera de la nevera desde el día anterior. Un vez bien batidos estos ingredientes añadimos el huevo, integramos bien, e incorporamos en dos veces la harina y amasamos. Si vemos que es necesario le ponemos la cucharada de leche.

No es necesario amasar mucho.

Dividimos la masa en dos, y colocamos una sobre un papel de horno y colocamos film encima de la masa y con un rodillo le dejamos un espesor de medio centímetro más o menos.

Metemos esta masa ya estirada en la nevera para que enfríe y sea más fácil cortar las galletas con el cortador elegido y que nos queden lo más perfectas posibles

Con el horno precalentado a 180º, las horneamos unos 12-14 minutos. No deben quedar tostadas, y las dejamos enfriar en una rejilla.

Para la decoración usamos glasa real. Hay muchas opciones a la hora de prepararla, desde productos ya preparados listos para aplicar, productos con todos los ingredientes a los que sólo hay que añadirle agua, claras pasteurizadas...

Os voy a dejar la receta con el merengue en polvo, que es cómo más me gusta a mi.

Ingredientes:

  • 2,5 teaspoon de merengue en polvo
  • 1/2 teaspoon  de cremor tártaro (opcional)
  • 70 ml de agua
  • 500 g de azúcar glas, mejor si puede ser icing sugar, que es el específico para hacer glasa real.


Para hacer la glasa:

Mezclamos el merengue en polvo con el agua y los batimos ligeramente hasta que se unan. Añadimos el azúcar glas, el cremor tártaro y con una batidora de barillas o con el robot a velocidad muy baja, dejamos que poco a poco se forme la glasa.

Esta glasa es la que llamaremos glasa madre y con la que haremos la glasa para decorar. Para ello, separamos glasa en un cuenco y la aligeramos con una o dos cucharaditas de café de agua. Luego la teñimos con colorantes en gel o en pasta, nunca líquidos ya que aguarían la glasa y apenas nos teñirían la misma.

Yo he usado la boquilla nº 2 de Wilton para la decoración.

Primero perfilamos la galletas siguiendo la forma de las mismas y posteriormente las rellenamos usando la misma glasa.




Espero que os gusten!!!


miércoles, 10 de diciembre de 2014

Turrón de chocolate y frutos secos




Esta entrada con sabor a Navidad debía estar publicada hace una semana, pero por circunstancias varias tuvo que esperar hasta hoy. Aún así creo que llega a tiempo para que podáis prepararla para vuestras comidas, cenas o para llevar como regalo a cualquier invitación que tengáis pendiente.

Hace años que preparo turrón en casa, y cada vez me gusta más hacerlo, es incomparable el sabor y muy sencillo en su elaboración. 

El turrón que os propongo hoy es muy vistoso además de exquisito.



Ingredientes:
  • 250 g de praliné fino de almendra
  • 100 g de frutos secos variados: orejones, uvas pasas, ciruelas...
  • 175 g de chocolate con leche (de la mejor calidad que podáis adquirir)
  • frutos secos para decorar.

Preparación:

La cantidad de los ingredientes puede variar a vuestro gusto, dependiendo si os gusta con muchos o pocos tropezones.

Lo primero es tener el envase para hacer el turrón. Hay muchos sitios que lo venden, pero si no queréis comprarlo o os ha pillado el toro, os digo cómo lo hago yo: recortamos un cartón de leche de forma que nos quede un molde de tres dedos de alto (el cartón de leche lo cortamos de arriba a abajo para que nos quede un molde rectangular y bastante amplio). Lo lavamos con esmero, lo secamos y forramos con papel vegetal.



Para el praliné necesitamos 125 g de almendra y 125 g de azúcar. Ponemos el azúcar en un cazo y cuando empiece a tener un color dorado añadimos las almendra, removemos y dejamos enfriar. Lo partimos en trozos  ayudándonos de un rodillo  y lo pasamos por la picadora hasta convertirlo en un polvo fino. También se puede comprar ya preparado, pero hecho en casa es mucho más económico y más natural.

Fundimos el chocolate, bien al baño maría bien al microondas. En este último caso lo hacemos a potencia media y cada 30 o 40 segundo removemos vigilando que no se queme.

En un bol picamos finamente los orejones, uvas y ciruelas pasas, o cualquier otro fruto que sea de nuestro gusto.


Incorporamos al chocolate fundido el praliné y los frutos picados. Mezclamos bien y vertemos sobre el molde ya preparado. Dejamos cuajar, en un par de horas estará listo, pero lo ideal es dejarlo unas 24 horas.

Procedemos a desmoldarlo y lo bañamos con chocolate fundido. Yo lo usé un pincel de silicona para bañar el turrón y queda con un acabado más rústico, pero podéis bañarlo directamente y os quedará una cobertura lisa.

Disponemos encima del turrón, a modo de decoración, mientras esté todavía templado el chocolate el mismo tipo de frutas que hemos usado para su relleno.



Espero que os guste!!

Bo proveito!¡Buen provecho!

jueves, 27 de noviembre de 2014

Calamares rebozados (con un paso a paso detallado de cómo limpiarlos y rebozarlos)




Una receta sencilla, de las de siempre, que gusta por igual a niños y mayores. 

Hoy además de los ingredientes, os voy a dar algún truquillo de los de las abuelas para que os salgan blanditos por dentro y crujientes por fuera.

Ingredientes para 4 personas:
  • 1 kilo de calamares frescos
  • harina
  • sal
  • aceite de oliva
  • limón

Preparación:

Separamos los tentáculos del cuerpo, tiramos las tripas y los lavamos bien; los secamos con papel de cocina, y retiramos la piel. Es muy sencillo, damos un pequeño corte superficial y la vamos retirando. Luego le cortamos las alas.

Os dejo un paso a paso.




Tenemos que retirar vaina que hay en su interior.Y ahora procedemos a cortarlo en rodajas de un dedo de grosor, más o menos. El primer truco: colocamos los calamares en rodajas en un cuenco con leche y los dejamos un par de horas.

Pasado este tiempo los secamos cuidadosamente, primero los escurrimos bien y después los pasamos por papel de cocina. Salamos

Colocamos harina en una bolsa, yo uso las de congelar, y vamos colocando las rodajas en el interior. Cerramos y sacudimos para que se impregnen bien de la harina. El segundo truco viene ahora, es importante retirar el exceso de harina y para ello los colocamos en un colador y vamos dando pequeños movimientos para que suelten la harina que les sobra.




Y ahora sólo nos queda freirlos en abundante aceite de oliva bien caliente. Cuando adquieran color dorado los vamos pasando a un plato con papel absorvente.

Yo los acompañé de una ensalada de canónigos, tomates y cebolla aliñada con una vinagreta, y unas patatas fritas. Podéis poner en cada plato una rodaja de limón para aquellos que les guste ponerle a los calamares un poquito de zumo de limón.

Bo proveito!¡Buen provecho!

Imprime la receta