lunes, 11 de diciembre de 2017

Pastel de bacalao



Estamos ya muy cerca de las fiestas de  navideñas, y supongo que estaréis buscando recetas, al igual que yo.

Este plato lo probé hace una semana, siendo parte del jurado de tapas de Arousa Norte, en la Parrillada  Ourense de Rianxo que lo presentó al concurso. Simplemente me encantó, y decidí ponerme manos a la obra. 

Este es el resultado y nos gustó, así que creo que repetiremos en Nochebuena.

Ingredientes para 6 personas:
1 cebolleta
1 diente de ajo
1,5 kg de patatas (las mejores que podáis encontrar) 
600 g de bacalao (usé bacalao congelado en su punto sal, sin espinas)
sal
aceite de girasol

Para la salsa:
1 cebolleta, aceite de oliva, sal, pimentón, vino blanco y caldo de pescado.

Preparación del pastel de bacalao:
Pelamos las patatas y las picamos en rodajas finas, secamos con papel absorvente. Las freímos en aceite caliente a fuego lento para que se hagan despacio y no se doren. Después de unos minutos al fuego, añadimos la cebolleta y el ajo picados, salamos con cuidado, y dejamos que se hagan con las patatas.

Mientras tanto, colocamos el bacalao (previamente descongelado) en una sartén a fuego alto, con la piel untada ligeramente en aceite de oliva. Pasados un par de minutos tapamos y bajamos la temperatura hasta que esté cocinado. El tiempo de cocción dependerá del grosor del bacalao. Otra opción es hacerlo al vapor.

Una vez hechas las patatas, las escurrimos muy bien. Es, tal vez, la parte más importante para que no nos queden aceitosas. Las dejamos sobre un papel absorvente.
Cuando el bacalao esté listo lo deshacemos en láminas grandes, aunque podéis desmigarlo a mi me gusta más en trozos que se vea bien. Mezclamos el bacalao y las patatas. y reservamos.

Colocamos un aro de emplatar en una fuente que resista el calor y vamos rellenado con la mezcla de bacalao y patatas. Hacemos seis porciones y las llevamos a horno fuerte para que se caliente bien y se dore por arriba.


Entre tanto, hacemos un sofrito con aceite de oliva y una cebolla picada muy fino. Cuando esté bien hecha cuidando que simplemente tome color, añadimos dos cucharadas de tomate frito casero, o lo más parecido que encontréis, y una cucahradita de pimentón dulce. Dejamos que se cocine a fuego lento unos 5 minutos y agregamos medio vasito de vino blanco, continuando la cocción durante 15 minutos más a temperatura suave. Si veis que necesita más liquido podéis añadir algo de caldo de pescado. Un vez hecha la salsa la paso por la batidora a velocidad baja de forma que queden algunos trocitos de cebolla sin pasar. Si os gusta más homogénea la salsa más homogénea solo tenéis que pasarla bien por la batidora.

Retiramos el pastel de bacalao del horno y lo pasamos, con ayuda de una espátula, a los platos y salseamos.

Podéis presentarlo como un solo pastel y para hacer la forma redonda  lo tenéis fácil usáis el aro de un molde de tarta desmoldable.

Las cantidades de patata y bacalao son orientativas, ya que si que si preferís y un sabor más intenso solo tenéis que añadir más bacalao Si en vez de usar bacalao que ya viene ya desalado, lo vais a desalar vosotros tened en cuenta que el sabor suele ser más fuerte.





Espero que os guste mucho! Bo proveito!¡Buen provecho!

7 comentarios:

  1. Bueno es poco decir, me encanta. Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar
  2. Me pierde el bacalaooooooo y este pastel te ha quedado de relujo no lo siguiente no ves pero estoy haciendo la ola no un sutnamiiiii.
    Bicos mil y feliz semana wapisima.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado tu propuesta tocaya, tiene muy buena pinta y lo probare, biquiños

    ResponderEliminar
  4. Maria Jose fin de año no lo paso en casa pero me lo llevo para hacer en reyes ya me esta gustando, Feliz 2018 que llegue cargado de salud y felicidad, bikiños

    ResponderEliminar

Estoy encantada de que me visitéis y dejéis vuestros comentarios. Me alegra leerlos, son la sal y pimenta del blog, y una gran razón para seguir con él.

Gracias

Imprime la receta