martes, 9 de octubre de 2018

Lemon loaf pound cake





No pensaba publicar esta receta porque hay tantas y tantas recetas de este cake que no me parecía necesario. 
Pero se me ocurrió llevarlo para desayunar en el trabajo y el éxito fue tal que todos querían la receta, así que aquí os la dejo.
Es muy sencilla, no tiene el más mínimo problema con el horneado, ya que no es un bizcocho aireado por lo que sube poco.

La traducción sería algo así como "pan de limón" ya que su textura es parecida. Tiene un intenso sabor a limón.

Esta receta es de Bea Roque, con una pequeña variación, que ya os la comento en la misma, y pretende ser la receta del Lemon Loaf de Starbucks.


Ingredientes para el Lemon Loaf pound cake:

  • 2 huevos a temperatura ambiente
  • 175 g de azúcar
  • 175 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 175 g de harina
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • pizca de sal
  • 75 ml de leche
  • ralladura de 2 limones
Preparación:

Precalentamos el horno a 175º calor arriba y abajo.

Mezclamos el azúcar con la ralladura de los dos limones (no debemos rallar la parte blanca ya que resulta amarga).

En un bol tamizamos la harina con la sal y la levadura.

En otro bol ponemos la leche. En este punto hice una pequeña variación de la receta, ya que le añadí a la leche el zumo de medio limón y obtener así buttermilk, que le da una textura jugosa al bizcocho.

Batimos la mantequilla, cortada en dados y a temperatura ambiente, con el azúcar y la ralladura hasta que la mezcla sea suave, durante unos 3-4 minutos dependiendo de la potencia de vuestra batidora o robot.

Añadimos los huevos uno a uno, y batimos a velocidad media. No agregamos el segundo huevo hasta que el primero esté totalmente mezclado.

En este momento añadimos la mitad de la harina, mezclamos a baja velocidad, incorporamos la leche (o buttermilk si es que la opción que escogemos) y acabamos con el resto de la harina. Batimos hasta que esté todo incorporado.

Vertemos la mezcla en un molde rectangular, previamente engrasado, y lo llevamos al horno durante 55 minutos. Pinchamos con una brocheta, y si sale totalmente limpia, apagamos el horno y lo sacamos. Dejamos reposar en el molde unos 10-15 minutos, desmoldamos y dejamos enfriar en una rejilla.

Para el GLASEADO:

100 g de azúcar glas y el zumo de un limón. 

Batimos bien, debiendo quedarnos una mezcla densa. La textura la podemos ir adaptando añadiendo más azúcar glas para espesar o unas gotitas de limón o de agua para aligerar.

Yo volví a meter el lemon loaf dentro del molde forrado con papel de horno, y lo bañé con el glaseado. Lo desmoldamos con cuidado tirando del papel de horno cuando esté ligeramente seco el glaseado y añadimos un poco más si fuese necesario. También podéis bañarlo directamente sin meterlo de nuevo en el molde, y el glaseado bañará los bordes del bizcocho.


Bo proveito!¡Buen provecho!

2 comentarios:

Estoy encantada de que me visitéis y dejéis vuestros comentarios. Me alegra leerlos, son la sal y pimenta del blog, y una gran razón para seguir con él.

Gracias

Imprime la receta